Un buen equipo, garantía de éxito

Photo

Una idea, una inversión, unas buenas oficinas e, incluso, un buen currículum no son garantía de éxito. Por el contrario, un buen equipo cuyos individuos se complementan con las aptitudes y conocimientos de los otros, y que siguen un mismo objetivo, sí que garantizan el éxito de una empresa, proyecto o producto. 

Algo que hay que tener muy claro, y que se suele olvidar muy pronto, es que el público más importante de una empresa son, y siempre serán, sus empleados. Ellos son que trabajan día tras día con los clientes, en el desarrollo de producto, con otros departamentos, etc., para hacer que todos los objetivos se cumplan de la manera más eficiente posible.

Esto se complica cuando una empresa tiene varios departamentos, como las de marketing, ya que hay que conseguir que varios equipos se muevan bajo un mismo son y tomen como propia la filosofía de la empresa.

Es por ello que te queremos compartir algunas claves para tener un buen equipo:

Conserva el talento

Saber reconocer el talento que tienes en tu empresa y conservarlo es una de las cosas que más claras tienes que tener porque contratar a una nueva persona te saldrá más caro, ya que requerirá de un tiempo de adaptación y ?adoctrinamiento? a la filosofía de la empresa. Sin embargo, si conservas el talento que ya tienes para que siga desarrollándose crearás una relación tan fuerte que los objetivos empresariales también serán de él o de ella. 

Clima

Otra de las claves que garantiza el éxito es generar un buen ambiente de trabajo y de cooperación. Hay sectores, como el del marketing turístico que son algo agobiantes y frustrantes porque se trabaja con plazos muy cortos y con unos objetivos muy altos. Un buen clima de trabajo, donde cada uno sabe cuál es su rol, pero también comparte abiertamente sus habilidades con los miembros de su equipo, o de otros equipos, generará un estado de calma y de compañerismo porque juntos hacen que la empresa sea más fuerte. 

Juventud vs experiencia

No es posible decir qué es lo que más prima en una empresa, si la juventud o la experiencia, ya que depende de la persona en sí, pero sí hay que mantener un equilibrio. La juventud aportará nuevas formas de hacer las cosas e ideas frescas, mientras que la experiencia reduce el margen de error, sabe cómo lidiar con las complicaciones del trabajo y aportan valor gracias a sus conocimientos y habilidades. 

Comunicación abierta

Generar un entorno comunicativo y abierto motivará a que equipo sea más participativo y proactivo ante cualquier problema o situación que se presente. Toda opinión tiene que respetarse y tomarse en cuenta, así como cualquier conflicto debe solucionarse lo antes posible a través del diálogo.

Reconocimiento

A las personas nos gusta que reconozcan nuestro trabajo, es algo que nos motiva a seguir poniendo empeño y esfuerzo en lo que hacemos, pero este reconocimiento no solo tiene que venir de otros compañeros, sino también desde los altos cargos. 

Al igual que generar un buen ambiente de trabajo incentiva a trabajar mejor, generar un círculo de reconocimiento inspirará a otros empleados a mejorar su productividad y trabajo. 

Objetivos comunes

La empresa en su conjunto debe seguir un mismo objetivo común: crecimiento, reconocimiento, aumento de la facturación, etc. Si motivas a tu equipo, sienten que son reconocidos y válidos en la empresa pondrán todo su empeño y esfuerzo en hacer que la empresa cumpla con los objetivos marcados. 

Vuelve al inicio