Recomendaciones para viajar a Islandia después del coronavirus

Islandia Coronavirus

Los datos de incidencia del nuevo coronavirus en Islandia estaban bastante contenidos a principios del mes de abril: solo 1135 contagios, dos fallecidos y 198 personas recuperadas. Bastantes días antes, la primera ministra Katrin Jakobsdottir decidía someterse a una cuarentena voluntaria por posible contagio.

A Islandia se le considera uno de los países más efectivos del mundo a la hora de combatir la pandemia. Jakobsdottir contaba a los medios de comunicación que si no necesitaban medidas restrictivas, como el confinamiento, es porque lograron anticiparse tras observar lo que estaba sucediendo en China. De cara a un futuro, eso invita a hacer recomendaciones de viaje en favor del país, que se erigirá como uno de los más seguros.

Y es que Islandia se tomó en serio la noticia y mantuvo una actitud vigilante respecto a su evolución, cerrando incluso centros educativos y prohibiendo las reuniones de más de 100 personas. Lograron así evitar la oleada de contagios y muertes que están viviendo otros países, como Italia y España.

La crisis sanitaria mermará, nuestras ganas de viajar, no

No sabemos cuánto durará la crisis sanitaria que tiene al mundo entero en jaque, pero sabemos que pasará. Incluso en países muy afectados, las autoridades hablan ya de una estabilización de casos, y allá donde han instaurado medidas de confinamiento se puede ver la luz al final del túnel.

¿Qué va a pasar después del coronavirus? Posiblemente vayamos recuperando la normalidad poco a poco, pues está en la voluntad de la gente que así sea. Es precisamente lo que comentaba a CNN Adam Blake, profesor de economía y jefe de investigación en el Departamento de Turismo y Hospitalidad de la Universidad de Bournemouth (Reino Unido). Recordaba que no hemos cambiado, y que seguiremos queriendo viajar a otros lugares aunque nos mostremos más cautelosos.

La consulta del citado medio de comunicación a los expertos invita a extraer varias conclusiones de cómo serán los viajes después del coronavirus: se dará más importancia a la limpieza, las tarifas de los hoteles caerán antes de volver a subir, bajarán también los precios de los vuelos y estos serán más flexibles. Son datos que, si bien se han alcanzado en circunstancias trágicas, invitan a posponer el viaje y no a cancelarlo.

Además, dicen que las crisis generan oportunidades, y es posible que se exploten nuevas formas de turismo sostenibles que resulten respetuosas para con el medio ambiente.

Recomendaciones para viajar a Islandia

A buen seguro, el coronavirus también hará a muchos tomar nota de lo que deben hacer en el futuro, sobre todo si han perdido de dinero por no contratar un seguro de viajes. Ganarán peso los touroperadores porque resuelven incidencias con más diligencia y celeridad, lo que se suma al trato personalizado, asesoramiento profesional y los servicios exclusivos que ofrecen.

Una empresa especializada puede ayudar al viajero a descubrir las maravillas del país insular nórdico en una fecha tan buena como finales de verano o incluso octubre. Para entonces, es posible que las restricciones se hayan levantado y los paseos entre glaciares, los baños geotermales, la navegación entre icebergs o su flora y fauna se vivan y se vean como nunca.

Con todo, las noticias parecen halagüeñas, pues los expertos recuerdan que el sector del turismo se ha recuperado de otras crisis y la gente seguirá teniendo ganas de conocer nuevos lugares. Es previsible que se cambien hábitos para maximizar las medidas de higiene y que estos se incorporen a las recomendaciones de viaje, pero todo invita a posponer planes y no a cancelar. Habrá mucho que celebrar.

Vuelve al inicio