Recomendaciones para viajar a Alaska después del coronavirus

Alaska Coronavirus[1]

La pandemia del coronavirus ya está afectando significativamente a Estados Unidos. La primera potencia mundial económica es desde hace días el país más afectado en el número de contagios y esto ha obligado al presidente Trump a tomar medidas drásticas, como prohibir la entrada de extranjeros procedentes de Europa para evitar la importación de contagios. Si tenías pensado viajar a Alaska en los próximos meses, aquí te mostramos unas recomendaciones de viaje para cuando todo vuelva a la normalidad.

No canceles, aplaza tu viaje a Alaska

Alaska es uno de los estados menos afectados por el coronavirus en estos momentos. La web oficial del departamento de sanidad y servicios sociales indica que son unos pocos de centenares los casos positivos en todo el territorio. En este portal se explica también cómo se ha de actuar en caso de sufrir síntomas.

La temporada turística en Alaska se concentra principalmente entre mayo y septiembre, que es cuando el clima es más benigno, con temperaturas medias suaves e incluso días donde el termómetro supera los 30 ºC.

En esta situación, la época comprendida entre finales de septiembre y octubre es un buen momento para aplazar el viaje, sobre todo porque en este momento del año es cuando comienza a aparecer la aurora boreal.

Con la temporada estival en vilo en todo el mundo por la crisis del coronavirus, otra alternativa interesante para conocer este estado es viajar entre diciembre y marzo, para poder disfrutar así de las auroras boreales más intensas.

Durante el invierno, las noches cubren prácticamente toda la jornada, el sol nunca sale, lo que permite disfrutar al máximo de los fenómenos astronómicos. Aunque muchos touroperadores no organizan circuitos pasados los meses de octubre y noviembre, Alaska puede brindar una experiencia diferente. 

Viaja seguro a Alaska con estas recomendaciones

Un primer consejo para viajar a Alaska es obtener el visado ESTA, un sistema autorizado para poder viajar a Estados Unidos en calidad de turista. ESTA responde a las siglas en inglés de Electronic System for Travel Authorization. Su coste es de 14 dólares y la mayoría de touroperadores que ofrecen circuitos por este estado ya lo incluyen en el precio.

Por lo general, Alaska es un lugar seguro, pero es posible encontrarse con animales salvajes incluso en las áreas urbanas. El modo de evitar estos riesgos es usando spray de pimienta.

En caso de alquilar un coche es importante ser buen conductor, pues las carreteras no suelen estar en buen estado y los servicios de asistencia brillan por su ausencia. Las zonas heladas, glaciares e icebergs, tienen grietas que van produciendo desprendimientos, por lo que hay que tener mucha cautela.

Todas estas cuestiones son bien conocidas por los touroperadores especialistas en Alaska, que muestran con su profesionalidad todo su amor por este territorio. En caso de viajar con un circuito cerrado, es fundamental atender a todas sus indicaciones.

Como en el resto del país, la asistencia médica tiene un precio muy elevado, por lo que se recomienda contratar un seguro de viajes completo, con cobertura sanitaria incluida. En Alaska se suma también que esta asistencia se restringe únicamente a los núcleos de población principales.

El estado tiene su propia página web en español —y otros muchos idiomas—, donde ofrece completa información sobre el turismo en Alaska. En esta web podrás planificar todo tu viaje y organizar tu estancia con mayor comodidad.

Con estas recomendaciones de viaje, y siempre dejándote asesorar por los especialistas, tu idea de viajar a Alaska debe salir reforzada. El coronavirus pasará, y se encontrará una vacuna. No renuncies a tu idea de conocer este vasto territorio.

Vuelve al inicio