¿Qué ver y qué hacer en Kodiak?

Kodiak

La isla de Kodiak es una enorme ínsula perteneciente al estado norteamericano de Alaskaseparada del continente por el estrecho de ShelikofKodiak es la segunda isla más grande en extensión de los EE. UU., y la de mayor tamaño del archipiélago Kodiak.

Esta isla presenta una orografía muy montañosa, con numerosos bosques por el este y por el norte, y posee un gran número de profundas bahías que sirven como fondeaderos de embarcaciones.

Gran parte del archipiélago de Kodiak pertenece al Refugio Nacional de Vida Silvestre Kodiak. Con 10 000 habitantes, cuenta con 6 núcleos poblacionales, siendo el mayor de ellos su capital: Kodiak.

La actividad económica de la isla tiene como principales motores la pesca, la ganadería, la tala, la industria conservera, la minería y el turismo de aventura.

Entre la fauna de la isla destaca el cangrejo rey y, especialmente, el oso Kodiak.

Qué ver y qué hacer en Isla Kodiak, en Alaska

Kodiak es uno de los lugares más aislados y salvajes del mundo, por lo que es muy atractivo para los amantes de la naturaleza y del turismo de aventura.

Diferentes líneas aéreas locales y agencias de turismo ofrecen numerosas excursiones, rutas, paseos, recorridos en kayak y salidas en barco.

Kodiak es también un paraíso para los amantes de la pesca, actividad que es ofrecida como parte de muchos paquetes vacacionales de las empresas turísticas.

Sin embargo, si por algo es conocida esta isla es por ser el hábitat natural del oso Kodiak, que puede ser observado, siempre con las adecuadas medidas de seguridad y con guías profesionales.

Si quieres visitar la isla por tu cuenta, puedes alquilar un coche en la capital y visitar Fort Abercrombie, un fortín que fue construido en el transcurso de la Segunda Guerra Mundial, como defensa ante posibles ataques de los japoneses, y que están emplazado en una maravillosa zona boscosa y casi virgen, de la que parten numerosas rutas de senderismo. Algo más adelante, por la misma carretera, puedes visitar la preciosa playa de White Sands Beach, rodeada también de unos magníficos bosques.

Kodiak, la capital

La ciudad de Kodiak cuenta con una población de poco más de 6000 habitantes. Fue la capital de la Alaska rusa, hasta la compra del estado por los EE. UU., en el año 1867, cuando pasó a ser un importante centro comercial de pesca, algo que continúa siendo.

Entre los lugares que ver en Kodiak destacan el Cementerio Ruso y la Iglesia Ortodoxa de la Santa Resurrección, testigos de la colonización rusa de Alaska.

En el Museo Baranov podrás conocer los último 200 años de historia de Kodiak, con interesantes colecciones etnográficas, fotografías y documentos.

El Alutiiq Museum centra sus exposiciones en la vida indígena de las islas, con unas excelentes colecciones, entre las que destacan las piraguas.

Otros puntos de interés son el puerto pesquero de Bahía Saint Hermans y el fondeadero de hidroaviones, en Near Island.

El oso Kodiak

Kodiak

No podemos terminar nuestro recorrido por la isla sin pararnos en el gran símbolo de la isla: el oso Kodiak.

Considerado el rey de los osos pardos por su gran tamaño, con un peso que oscila entre los 350 y los 650 kilogramos, son más de 3500 ejemplares los que habitan el Refugio Nacional de Vida Silvestre de Kodiak, que cuenta con una extensión de casi 2 millones de hectáreas, y que fue creado por el presidente Franklin D. Roosevelt en el año 1941.

El parque natural carece de senderos, por lo que el avistamiento de osos ha de hacerse mediante excursiones aéreas, o bien con un guía desde alguna de las remotas posadas de la isla.

Kodiak es un destino turístico para quienes buscan entrar en contacto con la naturaleza más virgen y salvaje, lejos del turismo de masas, playa y chiringuito. El clima de la isla es duro, por lo que siempre hay que ir abrigado, y los osos Kodiak no son de dibujos animados, son agresivos y muerden. Pero, ¿qué es una aventura sin la adrenalina del riesgo?

Puedes consltar más viajes y experiencias en este mismo blog.

Vuelve al inicio