Cuándo y dónde se puede ver la aurora boreal en Alaska

Aurora

Son muchas las maravillas naturales que han fascinado al ser humano durante la historia: montañas imponentes, selvas vírgenes, espectaculares glaciares, infinitos desiertos…, pero tan solo hay una que se escapa de lo terrenal, y se convierte en el nexo de unión entre nuestro planeta y el espacio. Ese vínculo son las auroras boreales, esas flamantes luces del cielo, tan solo apreciables desde remotos lugares como lo es Alaska.

La mejor época boreal en Alaska

Existen diversos elementos que tenemos que tener en cuenta a la hora de ver estos resplandores de colores. Uno de los factores para saber cuándo se ve la aurora boreal en Alaska, es conocer que el mejor período se sitúa sin duda entre otoño e invierno, siendo esta última estación la que más probabilidades alberga para su espectáculo.

Este fenómeno se debe a la claridad de los cielos invernales, producidos por las heladas temperaturas que despejan la bóveda celeste. Además, se requiere de una larga noche para poder vislumbrar esta pigmentada exhibición, puesto que en verano y primavera los días duran más, al estar aún presente el sol a horas insólitas para los visitantes del resto del mundo. Por este motivo, para planear nuestros viajes a Alaska en busca de la aurora boreal no existe una mejor decisión que disponer de una especializada agencia que nos lleve a su encuentro, en temporadas de entre septiembre y abril, asumiendo que una de nuestras madrugadas la reservaremos a la mágica noche boreal.

Dónde ver las “Luces del norte”

Una vez en Alaska, lo ideal es conocer los más destacados rincones para ser testigos de este ártico baile de luz, debido a que una buena ubicación nos brindará la oportunidad única de tachar de nuestra lista este milagro de la naturaleza. Por ello, es importante tener como “campo base” poblaciones entre Anchorage y Fairbanks, siendo esta segunda la que mejores posibilidades nos ofrece al estar dentro del “óvalo auroral”, como puede comprobarse en la página web de la Universidad de Alaska Fairbanks, una valiosa herramienta para poder seguir los pronósticos de las auroras boreales.

En la bella y norteña ciudad de Fairbanks, a la que se puede llegar en coche o a través del Denali Star Train, existen diversas actividades encaminadas a la observación de las auroras boreales. Entre ellas se puede optar por alquilar una cabaña desde donde se pueden llegar a admirar, también se ofrecen tours guiados a localizaciones especiales, bien a pie o llevados en trineo de caballos e incluso realizar excursiones que incluyen aguas termales al aire libre. Además, una gran parte de los hoteles de la zona cuentan con el servicio de llamada si la aparición se da de manera repentina en medio de la noche.

Si bien actualmente disponemos de infinidad de fotografías y vídeos acerca de estos extraños fantasmas nocturnos, la mejor elección que se puede hacer una vez en las lejanas tierras de Norteamérica, es olvidar a un lado lo electrónico para dar paso al ensueño que produce la aurora boreal de Alaska, cuya sideral seducción nunca ha dejado de maravillar a todo aquel que ha tenido la ocasión de divisarla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Vuelve al inicio