Atrévete a conocer el glaciar Mýrdalsjökull de otra forma

Motonieve[1]

Lejos de aplacar nuestros deseos de viajar y descubrir nuevos lugares, la crisis sanitaria por el coronavirus, que ha paralizado a medio mundo, ha acrecentado nuestro lado explorador. Muchos están aprovechando el confinamiento para elegir su nuevo destino de vacaciones, y hay lugares que son ideales para meses como el de octubre.

Uno de ellos es Islandia, la tierra de hielo y fuego. La isla nórdica cuenta con una naturaleza salvaje que no se siente ni se disfruta en cualquier sitio, y que invita a conocerla de manera diferente. ¿Una propuesta? Disfrutar en motonieve por el glaciar de Mýrdalsjökull.

Los glaciares, la esencia de Islandia

Por si no estás familiarizado con el término, un glaciar es una gran masa de hielo fruto de la acumulación de la nieve, que se va compactando y cristalizando. Para que exista tiene que haber una precipitación anual de nieve que supere al deshielo que se produce en los meses de verano, y en el frío clima islandés eso está asegurado. De hecho, los glaciares cubren el 11% de su territorio.

Más allá de la geología, el atractivo de un glaciar reside en su majestuosidad y belleza. Admirar uno a cierta distancia o desde las alturas ya es toda una experiencia, pero recorrerlo lo es aún más. Se trata de recorrer sus zigzagueantes caminos helados, admirar las figuras de hielo que se van formando y ver sus profundas grietas y sus calderos.

Son paisajes únicos en los que no solo prima el blanco, pues la nieve y el hielo se presentan en diferentes tonalidades en una amalgama de gran belleza.

En motonieve por Mýrdalsjökull, una excursión diferente

Uno de los glaciares islandeses a los que merece la pena acercarse es el de Mýrdalsjökull. Lo mejor es ir con un touroperador, pues sus guías conocen la zona y proveen a los turistas de todo lo necesario para brindar una experiencia única, pero también segura. Y diferente, porque recorrer la cima de un glaciar en motonieve no es algo que se pueda hacer todos los días, al menos en zonas del planeta más cálidas.

El glaciar está en el sur de la isla, y constituye la capa de hielo de una de las montañas más grandes de Islandia, el monte Katla. La actividad tiene una duración de dos horas y va precedida de una breve sesión informativa a los viajeros sobre qué van a ver y cómo deben actuar por su seguridad y para la preservación del entorno.

Para llegar a la zona hay que usar unos vehículos especiales todoterreno, los superjeeps, que ascienden por la montaña. Ya al inicio de la ruta, una corta lección práctica servirá para conocer el manejo del vehículo, con los procedimientos de seguridad necesarios.

La actividad se plantea, pues, como una experiencia cómoda y única, una excelente forma de explorar el glaciar y admirar las vistas de la costa sur de la isla. Es ideal como alternativa al trekking, pues aunque hay rutas de diversa dificultad, no todo el mundo puede realizarlas.

La excursión en motonieve por Mýrdalsjökull, en Islandia, constituye una gran oportunidad de conocer de cerca esta maravilla natural. Es necesario contratarla previamente para disponer del equipo necesario, y para que la seguridad esté garantizada en todo momento. No olvidemos lo inhóspito del paisaje islandés, que sin duda constituye uno de los grandes atractivos.

Vuelve al inicio